Integrando todas las “partes”

Psicologia Ibiza, Terapia Gestalt Ibiza, Crecimiento Personal Ibiza.
Psicología y Terapia Gestalt Ibiza.

Desde la Terapia Gestalt creemos en la toma de consciencia de las varias partes internas o internalizadas que todos tenemos. Algo así como subpersonalidades o caracteres.

Como refleja la típica imagen del “ángel y el demonio” sobre nuestros hombros estableciendo un diálogo, internamente ocurre esto mismo. Existen distintas partes o “voces” en nosotros opinando o sintiendo distinto, e incluso en conflicto muchas veces.  Este diálogo ocurre de forma tan rápida e inconsciente que a veces resulta difícil identificar cuándo y cómo esto ocurre.

El principal objetivo de la Psicología y el Crecimiento Personal en general, son el hecho de facilitar a la persona una mejor “convivencia” interna y externa, con todas estas partes.

Desde este enfoque particular (la Terapia Gestalt) lo que hacemos es darle voz y tomar consciencia de cada una de nuestras distintas partes internas, emociones y necesidades, estableciendo diálogos que faciliten una mejor relación y por tanto “convivencia” de todas esas partes que conforman el sistema que somos como individuos.

Reconocer por tanto la parte instigadora, crítica, juiciosa, exigente, perfeccionista en nosotros se hace muy importante. Tan solo si podemos reconocer cómo nos “atacamos” internamente podremos defendernos, poniéndole límites a estos pensamientos o creencias que no hacen más que mermar la percepción de nuestro valor y por tanto nuestra autoestima.

Es también entrenando nuestra parte afectuosa, cuidadosa, compasiva, que apoya, alienta, acompaña y que acepta, cuando podremos encontrar una mayor paz interna y mejorar nuestras relaciones.

Así pues acompaño muchas veces a mis clientes a poder reconocer, sentir, nombrar e incluso actuar como muchas de estas partes necesitan. El hecho de poderlas experimentar, ayuda enormemente a la toma de consciencia de la existencia y necesidades de cada una, pudiendo llegar a diálogos y acuerdos nutritivos y enriquecedores para todas las partes.  Logrando de esta manera una experiencia interna de bienestar.

Ésta misma identificación de las distintas partes, ésta reapropiación de lo rechazado sucede también a la hora de resolver conflictos con otras personas, donde generalmente de nuevo aparece el rechazo de una o ambas personas a ciertos aspectos de la otra. Si conseguimos ser compasivos/as con todos nuestros aspectos internos, descubriremos que nuestro mundo interno, nos sirve de reflejo y experiencia previa para la compasión y aceptación de los otros con sus distintos aspectos o “partes”.

Así pues el proceso terapéutico se convierte por tanto (en uno de sus aspectos) en un proceso de autodescubrimiento, aprendiendo a abrazar cada uno de nuestros aspectos y de los demás. Creciendo en nuestra capacidad de visión y aceptación, cada vez más amplia y compasiva.  

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close