Cómo es eso de quererse a un@ mism@…

Terapia Gestalt Ibiza, Consciencia , Amor,

Ayer después de una sesión, reflexionaba sobre qué significa esto de quererse. Me apetecía detallar en este escrito, en lo que a mi entender consiste el amor hacia un@ mism@, eso que entrenamos tanto en el espacio terapéutico como a diario en nuestra vida cotidiana y que nos ayuda a valorarnos, cuidarnos, respetarnos y acompañarnos. Eso que tiene que ver por supuesto en cómo pensamos, sentimos y actuamos con respecto a nosotr@s mism@s.

Podemos comprobar que cuando el amor solo viene de a fuera nos satisface momentáneamente, parece llenar los huecos y rincones de aquello que queda vacío de aceptación por nuestra parte, nos insufla de energía, nos hace recordar lo bueno y magnifico de nosotros ya que otra persona nos lo hace presente. Sin embargo, cuando esto no se corresponde con lo que realmente creemos y sostenemos de nosotros mismos, nos volvemos adictos y dependientes a esta mirada benevolente, admiradora y/o de ese cariño, apoyo, amor y sustento que llega desde fuera…

Así pues nuestras relaciones pueden ser una buena manera de ver de cómo es eso de querer, podemos observar cómo y cuándo nos sentimos queridos/as y cómo lo hacemos cuando cuidamos y queremos,  pudiendo por tanto rescatarlo y practicarlo dirigiéndolo hacia nosotros/as.

A mi entender, quererse es una dedicación constante, un estar atento/a diario para permitir todo aquello que nos hace bien, lo que nos convierte en mejores seres y más felices. Se trata de un conjunto de sutilezas y detalles que marcan toda la diferencia en nuestro día a día y nuestras vidas, en los que estaremos siempre entrenando, si nuestro deseo es querernos más y mejor.

Querernos así pues es para mi, escucharnos, es hablarnos con palabras a veces cariñosas, suaves, tiernas, delicadas y otras más firmes, reconfortantes, alentadoras e inspiradoras.

Querernos es llenarnos de los mejores pensamientos sobre nosotros, los demás y el mundo.

Querernos es hablar bien de nosotros mismos frente a los demás y ser capaces de agradecer y dejar entrar otros cumplidos.  

Querernos es poner el foco en lo que se nos da bien, en lo que sí hacemos como nos gusta, lo que nos llena, los logros que ya hemos conseguido, lo que sí tenemos, lo que sí sabemos.

Querernos significa darnos la oportunidad de mejorar, de conseguirlo, de volver a intentarlo, de tener paciencia y confianza.

Querernos es atrevernos a hacer, arriesgar y aprender, acogernos y cuidarnos cuando las cosas no salen como quisiéramos, celebrar cuando sí, dejarnos soñar grande y mejor, sabiendo proponernos pasos pequeñitos y alcanzables que nos refuercen la autoestima.

Querernos significa ver con cariño y agradecimiento nuestro cuerpo con su forma, su funcionamiento, su ritmo, cuidándolo lo mejor que sabemos.

Querernos es entrenarnos en hábitos que nos ayuden a convertirnos en mejores personas, entrenando esa disciplina amorosa de aquello que nos sienta bien.

Querernos es dejarnos estar más tiempo con aquellas personas que nutren nuestra alma y menos con las que no. 

Querernos es redirigir nuestra atención, recordándonos nuestras capacidades.

Querernos es dejarnos estar en las emociones, sea la que sea que sintamos, sin juicio, permitiendo su expresión para poder traspasarlas.

Querernos es también escuchar a nuestras tripas y nuestro corazón.

Querernos es acompañarnos y tratar de calmarnos cuando algo nos da miedo.

Querernos es validar que no queremos algo, dejándonos expresar el desagrado, el enfado o los límites que necesitemos poner.

Querernos es tomar la responsabilidad de nuestra vida, sostenernos, alentarnos a ser capaces de dirigirla, aún con miedo.

Querernos es darnos espacios para soñar y crear, para jugar, reír y divertirnos.

Querernos es darnos mayor contacto con nuestros ritmos y la naturaleza.

Querernos es darnos un ratito de mar, montaña o cielo.

Querernos es apreciar la vida que tenemos y lo que nos rodea.

Querernos es darnos caricias, miradas bonitas y proporcionarnos aquello que nos haga estar en contacto con el placer, con la vida.

Querernos es ayudarnos a encontrar el equilibrio entre libertad y compromiso.

Querernos es saber que podemos salir, terminar o despedirnos de cualquier cosa, persona o situación que nos dañe.

Querernos es recordarnos que somos merecedores/as de bueno, de calidad, de abundante.

Querernos es proveernos de un espacio alrededor que nos guste y siente bien.

Querernos es entrenar nuestra capacidad de ver belleza y bueno, en lo de afuera y los demás.

Querernos es entrenar nuestra memoria en retener lo mejor de cada día.

Querernos es dejarnos ser, dejarnos estar, dejarnos expresar.

Querernos es dejarnos tomar presencia, es estar cómodos/as dentro con lo que somos.

Querernos es darnos raciones de intimidad y silencio.

Querernos es permitirnos cuidar, querer y amar…

Y para tí, ¿Cómo es eso de quererte? …

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close